Tips para hacer tus maletas y viajar en los cruceros de moda

No me cabe la menor duda que cada persona es muy distinta a otra y que todos tenemos hábitos distintos sin importar que seamos familia o cuan cercana amistad tengamos, y lo digo de este modo porque me llama mucho la atención darme cuenta que somos personas muy distintas y un ejemplo de eso lo viví apenas que tuvimos que preparar nuestro equipaje para unas vacaciones que tuvimos en uno de nuestros cruceros favoritos. Recuerdo perfectamente que me dispuse a preparar mis maletas unas cuantas horas antes de que tuviéramos que salir de casa, simplemente busqué la maleta más grande que tenía y la llené con cuanta prenda tenía limpia, mientras me ponía a rezar para que no se me olvidara algo muy importante. Por su parte, puedo decir que mi madre siguió un proceso de empacar sus cosas un tanto más elaborado que el mío. El proceso que ella siguió inició como una semana antes de que saliéramos de viaje, pues desde ese momento ella empezó tomando una libreta en la que anotó todo lo que pensaba que iba a necesitar en aquel viaje, para que, después de revisar aquella lista como veinte veces, sin exagerar, y ya finalmente se comenzó a llenar su maleta con todo lo que ya había anotado previamente, por lo que logró tener todo listo un par de días antes del viaje. La enseñanza que esto me dejó es que ninguno de los dos somos buenos para hacer nuestras maletas, pues en aquel viaje los dos olvidamos cosas que en realidad consideramos como necesarias, por lo que nuestro viaje se vio un poco mermado. Luego de discutir un poco sobre las razones del por qué habíamos olvidado las cosas, ambos pudimos concluir que cuando se planea un viaje en crucero, es cuando las cosas se ponen más complicadas, pues hay muchos aspectos que debemos de tener muy en cuenta adicionales a los que se tienen que contemplar tradicionalmente. Por esta razón en particular es que quisiera compartir algunos aspectos de un viaje en crucero, mismos que espero tengan en cuenta.

Usualmente, no ponemos mucha importancia en esto, pero sí debemos de tener en cuenta que contar con un equipaje de mano bien armado es algo sumamente importante, tanto que ya hasta se pudiera considerar como una obligación, pues verdaderamente puede sacarnos de algún apuro. En este equipaje de mano, es importante que tengamos como mínimo una muda de ropa que podamos necesitar en caso de cualquier emergencia, además de que también debemos de tener ahí nuestro cepillo de dientes y todo lo demás que podamos necesitar para nuestra higiene básica. La razón para todo esto es muy simple en verdad, y es que, a pesar de que siempre pensamos que es algo que nunca nos va a pasar, queda siempre una posibilidad de que nuestras maletas sean perdidas por el personal de las aerolíneas o cualquier medio de transporte con el que pensamos llegar a la ciudad a la que va a iniciar nuestro viaje en crucero. De igual forma, puede suceder otro escenario que nos pondría en un aprieto, aunque no sea tan grave, y es que al momento en el que entras al crucero te das cuenta que no verás tu equipaje hasta que llegues a tu camarote y te lo entreguen en aquel lugar. El problema viene cuando estás esperando tu maleta para poder darte un baño y salir de inmediato para aprovechar las instalaciones que el crucero te ofrece.

Otro punto verdaderamente vital que hay que tener en cuenta cuando se quiere pasar un periodo vacacional dentro de algún crucero es el de los códigos de vestimenta. Conozco todo tipo de gente, desde la que se viste de la misma forma en la que lo hago yo, casual con unos zapatos o unos tenis, unos jeans y una camisa o a veces una playera deportiva, hasta la gente que siempre viste muy elegante, con un traje excesivamente caro para mi gusto y siempre de corbata. No sé de qué forma te agrade vestir, pero sí te puedo decir que dentro de un crucero existen códigos de vestimenta que se deben de respetar. La cosa con los famosos códigos de vestimenta es que, como el crucero tiene una enorme variedad de restaurantes en su interior, cada uno de estos restaurantes tiene su propio código de vestimenta, por lo que no vas a poder entrar a los lugares en los que las personas deben de vestirse de forma un poco elegante si es que tienes intenciones de vestirte de una forma un tanto más casual durante tu estancia. La buena noticia es que, conscientes de que mucha gente no disfruta vestirse así, la mayoría de los cruceros ofrece la oportunidad rentar ropa formal, para que no te pierdas de nada en caso de que hayas olvidado tus trajes en casa.