El suicidio en la religión judía

Para el judaísmo el suicido es una gran transgresión, la vida es un regalo que se debe honrar y se debe regresar el cuerpo como se fue dado. Tomar la vida propia va en contra de la ideología judía. El suicidio es considerado un pecado, tanto que se entierra de forma diferente a la costumbre. No suelen haber rezos o sermones, que en entierros normales son muy importantes, ya que creen que ayuda a elevar el espíritu del muerto. Al suicida los ritos religiosos se omiten porque creen que no es merecedor de ningún ritual. No se hace luto ni se respeta un periodo de duelo. Se entierran en un lugar aparte el cementerio. No se pronuncian oraciones, en estos casos el cuerpo es lavado y vestido como lo estipula la religión, pero es en beneficio de los deudos, no por respeto al fallecido.

Lo anterior es lo que estipula la antigua religión judía, pero en la actualidad les dan el beneficio de la duda al muerto, creyendo que en sus últimos momentos de pida se arrepintió de su pecado y de esta manera pueden enterrarlo con todas sus costumbres y religiones.

Para la religión judía, este es un mundo pasajero en donde de alguna manera se podría decir que sembramos los frutos que vamos a obtener en la vida eterna que es la muerte, este solo es el camino para llegar allá solo que depende de tus actos en este mundo son las ganancias que vas a obtener en el cielo, en ocasiones el alma puede estar un tiempo en el purgatorio, pero TODAS las almas van al cielo.

El suicidio es un tema importante, que no debe de negarse. Muchas personas pueden estar en peligro de cometer este acto sin importar su religión. No dudes en acercarte a tus conocidos.