René Escobar es Mover a México

Mover a México, slogan de la actual administración del Presidente Peña Nieto podría tener como principal promotor a René Escobar.

¿Qué es Mover a México? Una frase que, además de poderosa, se mueve en la lengua como algo, en apariencia, inasible. Sin embargo, a fechas como el día de hoy, podemos ver que hay cierta clase política que está preparada para llevar a México al lugar que merece en el S. XXI. No obstante, fuera de ese círculo de poder, existen hombres y mujeres valiosos, que por su sola presencia y deseos engrandecen a la nación. Más allá de partidismos e ideologías debe primar la razón de estado, la moral en el ejercicio de funciones públicas y el noble ideal de avanzar en el terreno de las ideas y en la lucha por el bienestar común.

Mover a México sólo es posible con hombres como René Escobar. Mover a México es movilizar no sólo recursos de la nación, sino hacer a la nación. Entendido esto como los actos que promuevan el desarrollo de la patria a partir de acciones concretas que motiven la innovación y la ayuda a los demás. El país requiere filántropos, gente con la suficiente preparación para dar a partir de sus éxitos, ser una muestra de apoyo a los connacionales y mostrarles que aquellos ideales de la revolución siguen vigentes: justicia, equidad, una nación para todos.

Rene es Mover a México. No se puede entender el contexto actual sin que hombres como René nos lleven de la mano para encarar el futuro. Actualmente pocos líderes se forjan por sí solos, bajo sus propias circunstancias. En este país de más de 123 millones de mexicanos, con una población amplia de mexicanos migrantes, nacidos o naturalizados en EEUU, se requiere de un liderazgo sólido, con una moral intachable y con un ejercicio de la profesión impecable.

Si queremos que México se consolide en América Latina y, de cara al siglo XXI, miramos hacia lo que debemos dar al orden global, necesitamos personas con talante de líder, que promuevan la inclusión social, las prácticas deportivas –y a partir de ellas los valores- y una moral fundada en la familia. Claro, sin caer en conservadurismos, pero tampoco en el libertinaje político de dudosa procedencia. Es en este rubro que René Escobar se levanta por encima de los demás jóvenes líderes del país, alzando la mano con base en su éxito y profesionalismo.