Lo que hay que saber sobre un software educativo

La educación es uno de los pilares para la formación integral del hombre. El uso de un software educativo de calidad está orientado completamente a este fin. El éxito de una persona puede no depender completamente de su educación pero, indudablemente, ésta le puede otorgar herramientas que no son tan sencillas de obtener de otras formas. Es por eso que muchas personas consideran que la mejor forma de invertir en el futuro es a través de la educación, ya sea de ellos mismos o de sus hijos.

No obstante, aprender no se garantiza con sólo ir a un instituto. La voluntad de aprendizaje es uno de los aspectos que más influyen sobre la formación de las personas. Puede que alguien asista a los mejores colegios, pero si no tiene deseos de incrementar sus conocimientos, probablemente no aprenda demasiado. En el caso contrario, los que no conocen tanto y estudian por cuenta propia, suelen adquirir un nivel impresionante de conocimientos. Pero para incrementar el interés de los estudiantes, existen los softwares educativos.

Una razón por la que es importante el uso de los softwares educativos es la forma de solucionar los problemas que se puedan presentar en el aprendizaje. De hecho, ése es uno de los propósitos de la tecnología: volver más accesible algunos aspectos de la vida que no lo eran tanto con antigüedad. El surgimiento de la computadora es uno de los aspectos que hizo posible esta simplificación de lo cotidiano. En el aspecto de la educación, el uso de ciertos programas ha sido la clave para que el proceso de enseñanza fuera más sencillo.

Por eso fue que se crearon los softwares educativos. En un contexto más exacto, se le puede denominar así a los programas utilizados por catedráticos y estudiantes para servir como un soporte adicional para la enseñanza y la adquisición de conocimientos. No se pueden usar en cualquier momento, es cierto, ya que necesita los instrumentos necesarios para su aplicación. De la misma manera, las escuelas que quieran adquirir alguno deben verificar los que coincidan mejor con sus necesidades.

La elección no es sencilla, pero para hacerla más fácil, se tomó en cuenta una separación por el contenido que tenían los softwares. Así pues, explicaremos en qué consisten los softwares que son ricos en contenido, y los que están libres de él. Te invitamos a que sigas leyendo para ver las diferencias.

Software libre de contenido: se conoce que este tipo de software es más flexible que el otro. En primer lugar, esto se debe a que no posee un contenido en sí que el alumno tenga que aprender o poner en práctica. Más bien, se trata de que vayan elaborando el contenido que necesiten, según el tipo de materia que quieran aprender. Todo esto lo logran con los elementos gráficos y de texto que suelen poseer los programas.

Pongamos un ejemplo de lo anterior. Digamos que una escuela desea comenzar a implementar un programa para sus estudiantes de escritura creativa. El profesor tiene varios grupos, pero comenzará a utilizarlo con los niños pequeños, que apenas se van familiarizando con el tema. Por razones obvias, no buscará un programa que no tenga muchos elementos visuales o auditivos que impulse el deseo de escribir de los niños, sino todo lo contrario.

No obstante, los alumnos más avanzados podrían utilizar un simple procesador de texto que les ayude a tomar las notas rápidas de sus ideas. Y claro que no es lo mismo en los alumnos que tienen requerimientos especiales, pues quizá tengan que utilizar algo con mayor soporte y retroalimentación al momento de la escritura. Las escuelas son las encargadas de seleccionar el programa adecuado, considerando el tipo de alumnos que posee y los objetivos que tienen en la enseñanza. Sin embargo, es bastante común que se elijan los softwares libres de contenido para la enseñanza, pues es sencillo integrar conocimientos de varias áreas en las actividades. Y, añadido a esto, es más fácil compartir lo que se realiza en esos programas.

Software rico en contenido: ahora bien, este tipo de programas no otorgan la misma libertad que se vio en la categoría anterior. Sin embargo, puede que sea un poco más preciso en las explicaciones que realiza de los conceptos y teorías que se tienen que explicar. Cuenta con muchos elementos visuales y auditivos, que se organizan adecuadamente para la comprensión sencilla de cosas que pueden ir desde los números, hasta las ecuaciones matemáticas con mayor complejidad. En una institución, hay profesores que lo utilizan como herramienta del día a día, pero también hay los que pueden sugerirla para los alumnos que quieran conocer a mayor profundidad lo que aprendieron ese día.

Pero la verdadera cuestión es que observes con la suficiente calma todo lo que tienes en tu aula, para saber qué puede ser más conveniente para los estudiantes, aunque ellos no se den cuenta. Recuerda que también debes tener en mente el objetivo que tienes, para saber cómo alcanzarlo con mayor facilidad.

Indudablemente, cada institución educativa es diferente, por lo que no existe un motivo verdadero para que todas utilicen el mismo programa. No obstante, es recomendable que antes de elegir cualquiera, se analicen las ventajas y desventajas que esto puede tener en el esquema educativo.