Las mejores atracciones y la mejor estancia en Guadalajara

En el interior del estado de Jalisco, una ciudad brilla por su esplendor. Es una metrópolis fascinante, donde la vida se encuentra en cualquier momento del día, y recibe a los turistas con toda la calidez de su hospitalidad. Encontrar un hotel en Guadalajara, para visitar la ciudad, es algo que cada persona debe hacer al menos una vez en la vida. Mucha gente llega todos los días con diferentes propósitos: visitar a la familia, cerrar algún negocio importante, o sólo conocer los motivos por el que se le denomina la Perla Tapatía a esta ciudad. Sea lo que sea, todos se van completamente asombrados. La capital de Jalisco se encuentra lista para cubrir los caprichos más exquisitos que tengan sus visitantes. Es por ello que te invito a realizar algunas de las actividades que no todos realizan, pero que son verdaderas joyas del turismo en Guadalajara. Sin importar la razón por la que vienes a esta importante ciudad, te recomiendo hospedarte en uno de estos hoteles http://www.fiestamericana.com/viaja/hoteles-en-guadalajara.html que en mi experiencia son una muy buena combinación entre el precio y la calidad.
La Charrería
Un mexicano se reconoce en el mundo con un sombrero y el traje de charro. Todo ello surge de Jalisco, el lugar donde la charrería es especialidad de sus oriundos. Para mostrar su coraje, y la destreza que tienen, los charros se enfrentan a caballos y toros, poniendo en riesgo su vida, pero luciendo la elegancia de su espíritu. Cabe mencionar, que en la charrería de México no se matan a los animales que entran al ruedo, por lo que se respeta la vida de estos seres.
Los eventos charros se suelen llevar a cabo cada domingo. Empiezan tradicionalmente a mediodía, y durante dos horas, la gente observa a los charros hacer piruetas para domar a la bestia. No dejes de visitar estos festivales, y recuerda conseguir unas bebidas frías en el interior del recinto, para soportar el calor del día.
La Lucha Libre
Todo mexicano ha escuchado hablar de la lucha libre en alguna ocasión pero, ¿cuántos han asistido a una lucha sobre el cuadrilátero? Un espectáculo altamente recomendado para los que gustan de la comedia y del enfrentamiento cuerpo a cuerpo, es la lucha libre. Puede que pienses que no te gustará, pero la forma en que los luchadores se enfrentan por el honor de su bando, técnicos contra rudos, es súper entretenida. Es muy probable que no sepas distinguir quién pertenece a quién, pero no te preocupes, que a la gran mayoría nos pasa. Los eventos suelen durar alrededor de dos horas, y cada uno tiene, mínimo, cinco enfrentamientos. Así, los luchadores con menor experiencia en el ring salen primero. Posteriormente, los que tienen cierta trayectoria, y al final, los expertos. En ese momento, el público se encuentra completamente eufórico, lo cual también es una diversión extra.
El Centro Histórico
Un turista que no visite el centro histórico de la ciudad que visita está totalmente desorientado. No sabe a qué fue a la ciudad. El centro histórico siempre representa el corazón de las ciudades, la esencia verdadera de la población. Puede que sea lo mismo en cada lugar, pero las caras de los niños que juegan, o las parejas que caminan de la mano, sólo por el gusto de pasear juntos, es una experiencia que renueva el espíritu propio. No obstante, en Guadalajara existen diferentes actividades para quienes prefieren ver algo más. El museo de Ripley es uno de los más visitados, debido a las excentricidades que se encuentran dentro de él. O bien, los murales pintados por José Clemente Orozco siempre son una buena opción para ampliar el conocimiento cultural. Sea lo que sea, el centro histórico te llenará de oportunidades de acción.

La Cocina Tapatía
Y otro imperdible dentro de las cosas que hacer en Guadalajara es comer algo rico. Esto no es muy difícil de cumplir, pues con una extensión y una oferta gastronómica tan grande, Guadalajara posee platillos para todos los paladares. Ya sea que elijas probar algo de los puestos que se encuentran en diferentes calles, o que elijas uno de los restaurantes más vanguardistas de la ciudad, la satisfacción de tu estómago está garantizada, pues la comida de esta zona del país es simplemente exquisita.
El Mercado Libertad
El Mercado de Libertad, también conocido como el de San Juan de Dios, es el mercado con techo más grande de toda Latinoamérica. Imagínate: son tres plantas que albergan a más de tres mil puestos, donde es posible encontrar productos de todo tipo y especie. Lo más seguro es que no alcances a recorrerlo todo (te puede llevar días pasar por todos sus pasillos), pero te recomiendo que le des una vuelta, pues es uno de los sitios de más tradición dentro de la capital jalisciense, y podrás encontrar lo que sea que busques.
Guadalajara es una imponente ciudad que ha maravillado a cada visitante que llega a su territorio. Las actividades que realices siempre estarán orientadas a tus gustos, por lo que te recomiendo que consultes en tu hotel sobre la oferta existente.