El Ecoturismo en México

La práctica del ecoturismo en México es algo que día con día va obteniendo más fama entre la gente que reside en nuestro país, aunque no hay que dejar de lado que es común que hayan grupos muy grandes de personas que viajen a nuestro país para también disfrutar de esta actividad. La razón para que tanta gente del extranjero venga a México para practicar el ecoturismo es sencilla, y es que dentro de nuestro país se logran ver casi todos los ecosistemas que se pueden encontrar en todo el mundo, cosa que no sucede en casi ningún otro país del mundo, y menos con nuestros vecinos de Norteamérica y ni hablar de Centroamérica. Pasear en una canoa a través de los ríos pacíficos, hacer lo mismo pero en los rápidos, practicar rapel, encontrar cielos maravillosamente tapizados de estrellas, admirar los arrecifes de coral, ver distintas especies de animales que van desde mariposas hasta ballenas, todo esto y más podrás encontrar en los paisajes en México.

Animarse a vivir un viaje aventurero y tener una experiencia cercana con la madre naturaleza es algo más profundo y complicado que únicamente volar en ala delta o pasar tiempo en la playa en la famosa banana, y en México puedes encontrar experiencias que sean verdaderamente significativas y que dejen huella en tu vida, y todo esto a una muy corta distancia de la ciudad en la que vives, pues hay diferentes sitios que se encuentran regados por todo el país. Escalada, buceo, exploración e incluso volar son algunas de las actividades que puedes realizar en la mayoría de estos sitios, mientras que por las noches podrás acampar en cualquiera de estos sitios o si prefieres, hospedarte en alguno de los hoteles de gran calidad que hay.

Cañón de Matacanes

El que podría ser considerado el lugar más importante para el ecoturismo dentro de Monterrey es el Cañón de Matacanes, pues pueden encontrarse distintos escenarios reunidos en este cañón. Aquí, podrás encontrar distintas cuevas, cascadas y hasta deslizaderos que harán que tu experiencia la quieras repetir una y otra vez. Si en algún momento te decides a vivir esta experiencia en el Cañón, prepárate para enfrentarte a un descenso a través de algunas cascadas que pueden tener una altura de hasta 27 metros, además de enfrentarte a las desafiantes cuevas y ríos.

Del mismo modo, hay una opción alternativa que puedes aprovechar durante tu estancia en este Cañón, que es el tour acuático. Este tour tiene una duración verdaderamente variable, pues puede durar desde 5 horas hasta 8 horas dependiendo básicamente en la velocidad que el mismo grupo tenga para terminar todo este recorrido. Durante este tour, podrás encontrar varios paisajes que tienen una belleza incomparable, iniciando desde lo cristalino del agua de los ríos, el sonido del agua al caer por las cascadas y las veredas que están totalmente pobladas con distintas plantas y algunos animales, todo eso hará que el tiempo invertido valga realmente la pena.

Existe equipo que necesitarás para tener un viaje seguro al Cañón de Matacanes, lo básico es llevar un casco, un chaleco salvavidas, un cinturón de seguridad, botas, arneses, shorts y muy importante, una mochila a prueba de agua si es que quieres que tu ropa y que la comida que lleves se mantengan secos.

Huasteca Potosina

Un lugar ideal para el ecoturismo familiar es la Huasteca Potosina, pues el esfuerzo que se tiene que realizar para conocer este lugar es considerablemente menor si se compara con algunos otros lugares. En la Huasteca Potosina encontrarás distintas cascadas que pueden medir hasta 15 metros de altura, mismas que suelen contar con un espacio en el que se forma una pequeña alberca que la misma naturaleza nos brinda. Este es un lugar ideal si se quiere pasar un rato en familia, nadando o simplemente contemplando los regalos que nos hace la naturaleza día con día.

En la Huasteca Potosina se encuentra un lugar que es mejor conocido como “Puente de Dios”, que es uno de los lugares que más llama la atención de todos los visitantes. Este puente recibe ese nombre debido a que la misma madre naturaleza se encargó de preparar este lugar por sí misma, sin la ayuda del hombre, incluyendo las sorpresas que reserva en su interior. La persona que coloque sus pies sobre este “Puente de Dios” podrá encontrar a cada lado dos diferentes pozas, una es conocida como “poza azul”, que recibe este nombre lógicamente por el color azul tan fuerte que tienen sus aguas, mientras que otra es totalmente distinta, ya que el agua que contiene es pura y cristalina, tanto que se puede observar perfectamente todo en su interior.

México tiene una enorme variedad de sitios para poder practicar el ecoturismo, siendo este país considerado un verdadero paraíso para todas las personas que gusten de este tipo de actividades.