El duelo, procesar las pérdidas

Es un problema contemporáneo y creciente. Es importante la identificación de los factores de riesgo; aislamiento, salud precaria, depresión, alcoholismo, baja autoestima, desesperanza, sentimientos de rechazo familiar y social. El suicidio o intento tiene bases multifactoriales y complejas.
Desde hace varios años las estadísticas muestran que los hombres cometen a 5 contra 1 las mujeres que cometen suicido. Se supone que las mujeres hacen más intentos.
Hombres mayores de 50 eran la principal población, pero alarmantemente se ha aumentado en jóvenes de 15 a 24 años.
El suicidio está relacionado con patologías como la depresión mayor, el trastorno bipolar, la esquizofrenia, el alcoholismo, el abuso de sustancias, la ansiedad, la anorexia nerviosa y los trastornos de la personalidad. Se recomienda seguir un tratamiento terapéutico de la mano con una psicoterapia. Es conocido que al empezar un tratamiento de antidepresivos puede aumentar el riesgo suicida hasta la tercera semana del tratamiento.
Personalmente creo que es lo mas adecuado; atacar el problema de diversos lados.
Pueden aparecer antecedentes de daño a si mismos y incapacidad para resolver problemas.
Creo que está presente un bajo desarrollo psíquico, y pocos mecanismos de defensa efectivos.
Según la siguiente es la definición oficial: Suicidio es el acto de matarse en forma voluntaria y en él intervienen tanto los pensamientos suicidas como el acto suicida en sí.
En el año 2000 se suicidaron casi un millón de personas en el mundo.
En los Estados Unidos de Norteamérica el suicidio es la tercera causa de muerte entre los jóvenes, mientras que en China, Suecia, Australia y Nueva Zelanda constituye la principal causa de mortalidad entre los adultos jóvenes.
En el año 2001 los estados mexicanos con más alta mortalidad por suicidio fueron Campeche y Tabasco.

Muchas personas evitan tratar este problema actual y su intento de negarlo puede provocar más riesgos a personas vulnerables.