Aspectos a tener en cuenta previo a unas vacaciones con tu pareja


Un aspecto verdaderamente importante, pero que también puede resultar muy estresante cuando se tiene un noviazgo es cuando se emprenden las primeras vacaciones en pareja, pues siempre existe el nerviosismo de que las cosas no salgan de la forma tan romántica en que se han planeado. Y es que hay muchos factores que debemos de tomar en cuenta para que los viajes de este tipo sean un éxito, desde el destino al que se planea llegar, hasta las actividades que quieran realizar, pues no es lo mismo ir a una playa a agarrar la fiesta a ir una playa únicamente a admirar la belleza del lugar y descansar lo más posible. Algo que es muy importante considerar es que un viaje en pareja es la oportunidad perfecta para que puedas realmente conocer a tu pareja.

Para nuestra mala suerte, al destino le encanta hacer que las cosas no salgan de la forma en la que las planeamos, y principalmente cuando se trata de los viajes, pues lo que puede sonar muy romántico en el concepto, puede terminar siendo una actividad muy aburrida. Se han elaborado muchas encuestas al respecto, y se han determinado algunas de las razones por las cuales las parejas se ponen muy nerviosas o hasta se estresan cuando hablamos de estos viajes, y todo se debe a ciertas preocupaciones que empiezan a rondar por su mente, como el riesgo que hay de aburrir a la otra persona, o aburrirse de la otra persona, además del temor a compartir una habitación por primera vez y el riesgo constante a las peleas. Un punto clave que debemos de tener en mente a la hora de estos viajes es que las fricciones serán completamente normales, pues será la primera vez que estas dos personas pasen las 24 horas de todo el día juntas. Muchas cosas pueden ser la causa de estas fricciones de las que les he hablado, pero una de las más importantes es que cada persona espera algo distinto de este viaje, por lo que es muy importante discutir ANTES DEL VIAJE lo que cada persona espera, además del propósito de este viaje, pues si se define desde un inicio que el viaje es para conocer la ciudad ya no habrá excusas y ambos sabrán a que van.

Hay muchas personas que tienen la idea de que uno de estos viajes en pareja es la forma ideal para realmente darte cuenta de qué tan compatibles son, pero también creo que es importante tener en cuenta que en caso de que este viaje no resulte tan agradable como se espera, no significa que las cosas dentro de la pareja no van a resultar, pues simplemente se debe de tomar como una pequeña llamada de atención, pues ha habido muchos casos en los que las personas son prácticamente hechas una para la otra cuando se trata de la vida diaria, pero que al momento de salir y viajar las cosas se les complican un poco, pero esto es algo normal con lo que se puede lidiar. Repito, cada persona espera algo en particular de las vacaciones, y en caso de que lo esperado por ambas partes no sea lo mismo, se pueden generar algunos conflictos. Lo más importante en estas situaciones no es en realidad que se generan los conflictos, sino la manera en la que la pareja habla y logra poner una solución a estos problemas, si la forma en que lo hacen es adecuada, entonces todo va por buen camino. Como es normal, hay muchas cosas que pueden ponernos nerviosos de un viaje en pareja, y es por esto que me tomé la libertad de colocarte algunos consejos que, en mi experiencia, ayudan a que todo salga mejor.

Seguramente muchas personas van a estar en desacuerdo conmigo en este punto, pero yo he encontrado que es verdaderamente útil tomarse unos cuantos minutos de descanso para estar a solas por lo menos una vez al día, resulta para mí como una verdadera bocanada de aire fresco tomarme no más de 20 minutos para pensar y reflexionar a solas.

Un punto verdaderamente importante y sobre el que podría escribir páginas enteras de texto es el de la organización. Sin pensarlo dos veces, me atrevo a asegurar que esto es lo más importante de un viaje en pareja, pues teniendo una organización adecuada, los problemas se verán reducidos considerablemente, pues desde un inicio dejarán establecido qué es lo que cada quién quiere hacer y podrán tomar decisiones planeadas, no decisiones de último minuto que pueden generar molestias entre ustedes, por lo que lo ideal es nunca dejar las cosas para el final, me atrevo a asegurar que eso no terminará bien.

Finalmente, me gustaría dejar en claro que hay algunos momentos ideales para hacer un viaje en pareja, y eso es cuando ya alcanzaron cierta madurez y se conocen muy bien, ya que si se hace este viaje en una etapa temprana, los problemas podrían ser más fuertes de lo esperado.