Agencias de viajes: remedio contra las malas lunas de miel

 

Hay lunas de miel que no son bonitas, pero las hay que son terribles. Todo por no ir a las agencias de viajes. Para que veas que no te miento, te invito a ver estos casos.

  1. Una pareja que quería conocer las calles de Nueva York, decidió preguntar a sus familiares y amigos cuál era la mejor forma de ir sin gastar demasiado. Hicieron una recopilación entre los consejos, y finalmente eligieron sitios para comer, para ver y para hospedarse. El problema fue que su alojamiento estaba lejos de todo lo que querían hacer y terminaron pagando más por todo el transporte que necesitaron.
  2. Por otra parte, una pareja que eligió un crucero, también se fue por lo más barato, y terminó durmiendo en un camarote que no tenía nada de luz. Y todavía peor: la alberca que era exclusiva para niños estaba encima de su cuarto, por lo que estuvieron escuchando sus gritos y jugueteos durante todo el viaje.
  3. Otro caso muy trágico fue el de una pareja que planeó todo con cuidado, pues ya tenían experiencias en los cruceros, gracias a sus padres. Pero cuando llegaron ahí, se dieron cuenta de que habían reservado uno que no tenía todos los gastos incluidos, por lo que tuvieron que pagar cada comida y cada bebida con su tarjeta de crédito, lo cual les dejó un gran adeudo.
  4. Finalmente, y esto no es sólo un caso, están las personas que olvidan comprar algún tipo de seguro para viaje. Especialmente en los viajes al extranjero, es recomendable contar con cierta seguridad, que nos permita continuar el viaje, sin tener miedo a que suceda alguna circunstancia que lo impida concluir de la mejor forma posible.

Entonces, si quieres tener una luna de miel exitosa, te recomiendo buscar una buena agencia de viajes que te asista con todo lo que necesitas.